Un paseo por el Parque Vigeland en Oslo

En este post nos adentramos en el maravilloso Parque Vigeland, en Oslo (Noruega). Como ya sabes, si leíste el post sobre Noruega que publiqué hace unos meses, estuve en el país nórdico, en Agosto de 2015. Pasé un fin de semana en Oslo y, sin duda, uno de los sitios que más me impresionó, fue este parque. Tuve muchísima suerte y, en esa ocasión, pude disfrutarlo con sol (la vida se ve con otros ojos) pero, de cualquier manera, es una visita obligada si vas a la capital de Noruega.

El parque, situado en la parte alta de Oslo, está a aproximadamente una hora caminando desde el centro. Puedes pillar el transporte público para llegar sin problemas pero, personalmente, te recomiendo comenzar el día en el parque e ir bajando poco a poco hasta el centro. Es un paseo bonito y así puedes conocer la ciudad con más profundidad. El parque Vigeland es muy grande, está dentro del Frognerparken y su escultura estrella es el Monolitten compuesto por 121 figuras humanas esculpidas en un solo bloque de granito de 17 metros de altura.

Vistas a una parte del parque con el Monolitten de fondo.

El nombre del parque hace honor al escultor Gustav Vigeland, que tardó 35 años en diseñar y esculpir las 212 figuras humanas (¡WOW, dirán las personas impacientes como yo)

Cuando estuve allí, una noruega me contó que era un parque controvertido en Noruega ya que el escultor, en aquel entonces cercano a la ideología nazi, ilustraba dicha estética en sus esculturas. No tengo idea de hasta que punto esto es cierto pero si sé que, oficialmente, las esculturas, representan las relaciones entre hombres y mujeres. Y, a pesar de que algunas de ellas son bastante chocantes (no es lo más común ir por un parque público y encontrarte una escultura de un hombre desnudo dando una patada a un bebé), es un parque precioso y las esculturas son de una calidad artística sublime.

Ir caminando por este parque es toda una experiencia, y hay que detenerse ante cada escultura para apreciarla bien. Tómatelo como si estuvieras en un museo al aire libre, porque lo estás. Algunas de las esculturas son consternadoras, como ya dije antes, pero otras son muy románticas. El hecho que lo hace aún más impresionante, es que es el parque de esculturas (diseñadas y realizadas por un solo escultor) más grande del mundo.

¿Enamorados?

¡Ohhhhhhhhhhh!

Esta está tirándose de los pelos, ¿la habrá abandonado su enamorado?

Una de las esculturas más famosas es la del Sinnataggen (niño enfadado). Me costó sudor y sangre que me dejaran hacer una foto en la que no saliera nadie tocando al niño. La gente tiene la creencia de que tocarlo da suerte, y el pobre ya tiene los brazos desgastados.

El famosísimo Sinnataggen.

Está abierto 24 horas, es gratis, y los noruegos suelen ir a pasar el día cuando hace buen tiempo. Aprovechan para hacer un picnic en la hierba, jugar a algún deporte o simplemente tomar un poco el sol. Ese que tanto les falta en invierno.

Gente reunida en el césped disfrutando de los escasos rayos de sol.

¡El parque también cuenta con un lago precioso!

Como puedes observar, me volví loca sacando fotos. El año pasado, ya tenía en mente que quería tener mi propio blog/espacio para compartir mis cosillas . Así que me esforcé bastante en sacar buenas fotos. ¡Espero que te gusten!

ANÉCDOTA: Cuando hace poco volví a revisar las fotos de aquel día, descubrí esta:

Título de la obra: Cuestión de perspectiva.

¡No podía parar de reirme como una loca sola en mi casa! Es TAAAAN perfecta. Tanto la postura del señor, como la de las estatuas. Esto me hizo pensar en todas esas fotos en las que salimos y nunca vemos. Yo tengo fotos de gente que no conozco y algunas de ellas son muy buenas (o  muy graciosas). Así que, por fuerza, todos tenemos que tener nuestro propio book fotográfico rulando por el mundo. Con distintos dueños y nacionalidades ¡Sería tan divertido descubrirlo! Creo profundamente que serían de nuestras mejores fotos.

Sin duda, si este señor se pone en contacto conmigo, me responsabilizo de enmarcarle mi obra de arte. ¡Y entregársela en mano! Merece la pena solo por el buen rato que me hizo pasar.

Mientras tanto, no dudes en ponerte en contacto conmigo si quieres más recomendaciones sobre Oslo, o sobre Noruega en general. Me encantaría escuchar que estás planeando visitarlo porque sé, que no te arrepentirías. ¡Noruega mola mucho!

¡Súbete a Nuestro Avión!

Si te ha gustado este post, haz el check-in para suscribirte a nuestra lista de correo, y serás el primero en enterarte de todas las novedades. Además, podrás descargarte, de manera gratuita, nuestros SÚPER fondos de pantalla. ¡Preciosos e inspiradores!

¡No te quedes en tierra!

Lisi Ruppel

Tengo pasaporte alemán/español pero me considero ciudadana del mundo. El hemisferio derecho de mi cerebro rige mi vida así que soy creativa, aventurera, impulsiva, muy soñadora y bastante cabezota. El motor que me impulsa es el amor y mi corazón se acelera cuando estoy a punto de irme de viaje, cuando paso tiempo con la gente que amo, cuando fotografío cosas y sitios bonitos, cuando saco tiempo para crear o cuando contemplo una puesta de sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *