MIRADOURO2

Lisboa diferente: una guía para cualquier ciudad

O homem é do tamanho do seu sonho.

El hombre es del tamaño de su sueño.

Fernando Pessoa

Lisboa, la ciudad de las 7 colinas. Llamada así porque su centro histórico está compuesto de ellas, formando sus tan famosas calles empinadas y cuestas. Es una ciudad que sin duda, te enamorará, con su aire bohemio desaliñado que te invoca a dejarte llevar por cada una de sus calles al ritmo de fado y sinfonía portuguesa.

¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuando piensas en la ciudad? Déjame adivinar: tranvía, cuestas, amarillo, bacalao, puente, río, mar, miradores.

TRANVIA

tranvía típico de Lisboa

También tienen tranvías casi rosas

También tienen tranvías casi rosas

Para descubrir esta ciudad quiero enseñarte una guía que te valdrá para cualquier otra y te animo a utilizar ya que te hace descubrir cosas más allá de lo establecido y de lo que nuestros límites ven. Anywhere travel guide, compuesta por 75 cartas distintas con acciones para que realices. La puedes conseguir en esta página sin gastos de envío.

Así que ahora que está tudo bem, empecemos:

 

  • Compra una postal. Escribe una descripción del cielo hoy. Envíala a alguien a quién no hayas visto en mucho tiempo.

POSTCARD

POSTCARD2

La postal que compré

Esta postal se la dedico a Lisi, mi compañera de este vuelo. Porque sé las ganas que tiene de ir a Lisboa y por lo que me hubiera gustado que hubiera venido. Y creo que no hay un postal que represente mejor Lisboa. Sus casas y edificios tan fotografiables. Con ese aspecto desaliñado, esos colores desgastados color pastel y los azulejos rotos que tanto atraen. Nuevo y viejo conviviendo uno al lado del otro. Forman una belleza desordenada que te atrapa.

Edificios de Lisboa

Edificios de Lisboa

Viejo y nuevo

Viejo y nuevo

  • Encuentra un lugar que recomendarías a alguien que está triste. Un lugar que es reconfortante.

RECOMMEND

Creo que si vas a Lisboa tienes que saber y recordar esto: Cacilhas, distrito portugués. En el atardecer. Tendrás una vista completa de Lisboa y del puente 25 de Abril que tanto la caracteriza. Para llegar simplemente tendrás que coger un ferry en Cais do Sobre, y por 3 euros ida y vuelta en un trayecto que dura 10 minutos o menos, estarás en un sitio que realmente merece la pena. Además, no está abarrotado de turistas y parece que no muchos lisboetas han ido, a pesar de que la conocen.

CALCILHAS

atardecer en Cacilhas

 

Encontrarás además múltiples opciones allí para comer exquisito pescado con las mejores especialidades de Portugal: bacalao y sardinas asadas. Todo ello acompañado del vinho branco o tinto de la casa. Siempre muy bueno y barato.

PESCADO

Bacalao y sardinas asadas

Si algo te dirá un portugués que viaja, es que en Portugal es donde mejor se come. Y solo voy a decir, que buen vino y buen café tienen, eso seguro.

  • Como algo que no hayas probado antes. Piensa si te gusta o no. Intenta descifrar cada sabor y separarlos. Haz un dibujo que describa tu experiencia

PASTEIS

No podía ser de otra manera. No puedes ir a Lisboa y no probar los famosos Pastéis de Belém en su famosa pastelería donde se empezaron a fabricar en 1837, hechos de yema de huevo principalmente. Los sirven caliente con canela y azúcar glas.

Seguro habrás oído hablar también de los pasteles de nata. Antes de mi llegada siempre había pensado que eran lo mismo, que simplemente era otra manera de llamarlo para distinguirlos de los originales y tradicionales. Hablé sobre ello con varios portugueses y la mayoría afirmó que si eran lo mismo. Pero un portugués me dijo que no lo son. Que el de Belem no lleva nata ni leche y es menos dulce. Para comprobar la diferencia me recomendó uno de los mejores lugares para comer pastel de nata, Manteigaria Fábrica de Pastéis de Nata, en la calle Rua Loreto 2.

Pasteles de nata

Pasteles de nata (que no de Belem)

El encanto de este lugar es que puedes ver como elaboran los pasteles y te los sirven directamente recién hechos.  Realmente exquisitos. Y sin duda, noté la diferencia entre esos y los de Belem.

Ahora ya, solo te animo a probarlo y comprobarlo. Y en el caso de saber la verdad de estos pasteles contármela y compartirla.

(El dibujo me lo voy a ahorrar, te aseugro que no quieres verlo)

  • Cierra tus ojos e intenta imaginar como sería este lugar en las distintas estaciones: primavera, verano, otoño, invierno.

REMEMBER

El mirador de São Pedro de Alcântara se encuentra en pleno Barrio Alto de la ciudad. El barrio con más bares y restaurantes para pasar la noche y con un encanto muy particular. El mirador lo encontré de casualidad y después me lo fui topando numerosas veces, cosa que agradezco, porque cada vez observaba una cosa diferente. El puesto de laranjada me salvo de más de una, la música que lo ambienta del señor que está tocando, la cafetería con hamacas para tomar algo… Sin duda, además de buena vista, pasarás un agradable momento.

Cuando me puse a observar a 37 grados al sol y pensar en como sería ese misma lugar en las demás estaciones, recordé lo que más de un portugués me dijo, y es que esté calor no era normal. Aún siendo verano. Aunque he de decir que, a pesar del calor, por las noches siempre hacia una temperatura agradable porque bajaban bastante. Así que investigué un poco y pregunté como es Lisboa en otro momento del año. Sin duda, me recomendaron el otoño. Cuando la mayoría de lugares toman un color especial y la temperatura es agradable tanto por el día como por la noche. Creo que debe ser la mejor época para conocer Lisboa.

Fuente mirador

Fuente mirador

Pinturas mirador

Pinturas mirador

Puesto de laranjada. Rico elixir de los dioses

Puesto de laranjada. Rico elixir de los dioses

  • Encuentra un lugar que te guste. Llama a alguien a quien eches de menos y descríbeselo.

DESCRIBE

 

Cuando llegas a Belem, si te alejas un poco de la zona turística donde te deja el tranvía o el medio de transporte que utilices, puedes encontrar una avenida para pasear hasta la famosa torre de Belem donde sentarte a observar el puente, a tirarte al sol y respirar un poco de paz en medio de la ciudad. Para luego continuar por la avenida, encontrándote numerosas cafeterías tranquilas donde tomar una Sommersby (sidra de sabores como manzana y mora) y disfrutar de la vista.

Sommersby

Sommersby

Torre de Belem

Torre de Belem


CONSEJOS

  1. Si vas unos días, puedes comprar una tarjeta en el metro, la viva viagem y recargarla para 24 h. Son 6,50 y empieza a contar desde que la compras. Es decir, si la compras un sábado a las 17 h, te valdrá hasta el domingo a las 17h. Lo bueno es que vale para todos los trasnportes públicos, y si por ejemplo quieres subir a alguno de los 3 ascensores, como el de Santa Justa, el de Bica o el de Lavra, el precio es de 3,60. Con lo que ya por usarlo un día y coger el metro 2 veces te ha valido la pena. Estos ascensores son muy típicos en Lisboa ya que conectan distintos puntos de la ciudad y además de ser una manera muy peculiar y auténtica de desplazarte, te ahorra alguna que otra cuesta.
Ascensor de Bica

Ascensor de Bica

Alguna cuesta que te puedes ahorrar con los ascensores...

Alguna cuesta que te puedes ahorrar con los ascensores…

  1. Park Rooftop:Si visitas el mirador de São Pedro de Alcântara , tienes que aprovechar e ir a la terraza Park Rooftop, en la Travessera André Valente, a tan solo 10 minutos a pie. Es una terraza ubicada en la última planta de un parking que han convertido en un bar con buena música y donde puedes tomar algo y comer con unas impresionantes vistas.En general, Lisboa está repleto de puntos distintos donde observar la ciudad.
Park Rooftop

Park Rooftop

Atardecer en Park Rooftop

Atardecer en Park Rooftop

 

Ahora ya sabes lo que toca. La última carta de esta guía la pongo yo. Tienes que contarme lo que sepas de Lisboa para que me den (aún más) ganas de volver.

 

¡Súbete a Nuestro Avión!

Haz el check-in suscribiéndote en nuestra lista de correo para saber más sobre nosotras, no perderte ninguna novedad y descargarte nuestros SÚPER fondos de pantalla. ¡Preciosos e inspiradores!

¡No te quedes en tierra!

Marta López

Risueña, curiosa y observadora. Tengo 25 años y nací en Gran Canaria, pero desde que salí de la isla con 18, las palabras origen y hogar tomaron un nuevo significado. Recuerdo hasta los más pequeños detalles, hago listas para todo y la de "cosas que quiero hacer antes de morir" hace tiempo que sobrepasó el límite para esta vida. Adoro caminar descalza y cenar un buen desayuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *